Cómo Internet puede afectar a nuestra reputación

Marketing en Internet, Sin comentarios

 

reputacion_on_lineInternet es una fuente continua e inagotable de contenidos, y un arma de doble filo para nuestra empresa, ya que así como la empresa puede aprovechar la red para difundir información controlada sobre su labor, no tenemos el mismo dominio sobre la que puedan emitir los internautas.
 
Estos son algunos casos de cómo los usuarios, haciendo uso de la red pueden dejar nuestra imagen por los suelos. 
 
Mi mini de mierda 
Un joven de Albacete se compra un coche Mini, le sale muy malo, reclama y reclama pero no le hacen caso. Se crea una web en la que cuenta su experiencia/calvario e invita a que personas como él que se han comprado un Mini y les ha salido malo compartan sus vivencias.
La web tiene millones de visitas, se convierte en todo un ejemplo de campaña anti-marketing, por no decir de los primeros virales, y su repercusión fue tal que llegó a aparecer en los medios de comunicación.
Hoy en día, la web se ve obsoleta y poco intuitiva, pero lo cierto es que continúa en la red desde el 2002 poniendo en jaque la imagen de BMW y en su momento tuvo tal impacto que incluso se pone de ejemplo en clases de universidad.

United rompiste mi guitarra Taylor 
Dave Carrol es músico, en uno de los viajes la compañía aérea rompe su guitarra, reclama y no obtiene respuesta. El tipo compone esta canción (buenisima por cierto), la sube a las redes sociales y se convierte en uno de los virales mas vistos, y la canción del momento.
Imagínense lo que supone a nivel imagen de una compañía, millones de personas cantando “United rompiste mi guitarra”.

Si buscas en google "Ladrones", lo 1º que sale es SGAE
Durante mucho tiempo la búsqueda de la palabra “ladrones” en Google devolvía la web de la SGAE como primer resultado. Esto se debía a que muchas personas  habían enlazado a la página de la SGAE  cuando ponían la palabra ladrones. 
 
Existen gran cantidad de herramientas que nos ayudan a detectar el contenido negativo y poder rebatirlo, lo que no significa que eliminarlo (eso es cosa de Google),  de hecho hay mucha información al respecto que puedes consultar, como este blog dedicado específicamente a gestionar la reputación on line.
Eso sí la mejor estrategia de imagen es siempre la verdad, la transparencia y la eficiencia.